ESPOROFITOS

4.2.17


Sigo con el tema de los Musgos (Bryophyta) para conocer un poco mejor su peculiar estructura y fascinante ciclo vital.

Las Fotos pertenecen a Funaria hygrometrica, Hedw.

La reproducción sexual de una planta se realiza en tres fases: la formación de gametos o célula reproductora masculina o femenina, la fecundación y el desarrollo. Así, en su clico vital, una planta pasa por dos fases, una haploide cuando produce gametos y que recibe el nombre de gametofito y otra, diploide, cuando produce esporas y que se llama esporofito. Ambos, gametofito y esporofito han evolucionado independientemente en el tiempo adaptándose al medio terrestre, saliendo favorecido este último que es el que vemos, mientras que el gametofito ha ido reduciéndose hasta ser visible sólo a través de un microscopio.


En los musgos es diferente, los gametos sólo precisan agua para su fecundación, por eso viven en lugares húmedos, en donde se desarrolla el gametofito y el esporofito que vive sobre él, incapaz de independizarse. De ese modo, los órganos sexuales masculinos productores de  anteridios o gametos masculinos y los órganos sexuales femeninos productores de oosferas o gametos femeninos se fecundan mediante el agua y forman el cigoto, que dará lugar a un esporofito en donde se originan las células precursoras de esporas. Estas esporas, en condiciones favorables, desarrollarán cada una de ellas una nueva planta de musgo.

He rescatado este esquema de la anatomía de un musgo para ilustrarlo mejor.

El gametofito de los musgos está formado por caudilios, filidios y rizoides, unas estructuras análogas a tallos, hojas y raíces que tienen  las plantas.


Tanto su estructura como su ciclo vital son primitivas, una prueba de que fueron los musgos las primeras especies vegetales que poblaron  la tierra durante los primeros 100 millones de años del reino vegetal. Después vendrían los helechos y otras plantas vasculares sin semillas, en los abundantes bosques de carbón del período Carbonífero hace entre 359-300 millones de años, época en que aparecieron insectos, anfibios y reptiles.

Los musgos, inicio de la vida vegetal de nuestro planeta, son importantísimos y de un gran valor. Su capacidad de absorción de agua que luego libera nos soluciona dos grandes problemas: La retención de agua para paliar las épocas de sequía evitando la desertización del suelo y la contención de los cauces de los ríos en caso de inundaciones excesivas.

Es fuente de alimento para muchos microorganismos. También es elemento fundamental para favorecer el asentamiento de minerales, haciendo una capa primigenia en donde puedan crecer todo tipo de plantas creadores de ecosistema. Tiene aplicaciones medicinales, como principio activo.

Es posible que ahora, cuando miremos un musgo, veamos algo más que una pequeña y frágil plantita, estaremos observando la planta madre del ecosistema terrestre de nuestro planeta.

You Might Also Like

4 comentarios

  1. Interesante todo lo que nos cuentas Montse. Bellas imágenes , grandiosas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de que te parezca interesante, para mi lo es, pero a veces temo ser un tostón con estas cosas, así que estoy contenta ;)
      Muchos besos, Candela.

      Eliminar
  2. Estos son realmente bellas imágenes Montse,
    Me encanta este pequeño plantas verdes.
    Color agradable fresca y una buena puesta en la imagen.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ayyy, muchísimas gracias, Helma! Viniendo de tí, que has hecho maravillosas fotos de estos esporofitos, es un enorme cumplido que me hace muy feliz.
      Muchos besos y un abrazo inmenso.

      Eliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.