Me llamo Montse y Botànic Serrat es mi xerojardín. Está situado en la comarca del Vallés Oriental, provincia de Barcelona, un jardín compuesto de árboles y plantas de la zona, cactáceas y flores ornamentales.

Pero hay mucho más... Entra, lee, mira, juega y descubre la botánica de una manera sencilla, las leyendas de las plantas, su historia y otras curiosidades.

AVENA LOCA


Avena es un género de plantas gramíneas de la familia Poaceae, utilizadas como alimento y forraje, siendo la Avena sativa L. la más destacada,  que se cultiva desde la antigüedad  para el consumo.


Dentro de las avenas silvestres, además de la Avena fatua, L. de la que ya os hablé, hay la llamada avena loca, avena borde o ballueca,  la Avena sterilis, L.


Avena sterilis, L.

Existen dos subespecies, la Avena sterilis subsp. sterilis y la subsp. ludoviciana, ésta última con espigas más cortas, glumas menos nervosas y lígula algo más pequeña.

Es una planta anual de tallos erectos o geniculados con nudos hirsutos. Hojas glabras, lígula aguda y limbo o lámina plana.

La inflorescencia en panícula que se despliega en espiguillas péndulas, con 2 o 5 flores de lemas bidentadas y pelosas, de glumas nervadas, con una arista geniculada y raquis peloso.


Se encuentra entre campos de cultivos de secano, bordes de caminos y terrenos removidos en toda la Península Ibérica. 
Se distribuye por las regiones del Mediterráneo, Medio Oriente y Australia.

Tiene propiedades medicinales en las afecciones de la piel, como astringente y diurética. Se utiliza como planta forrajera, a pesar de estar catalogada como una amenaza para los cultivos de cereales.


CINORRODON


En Botánica un cinorrodón es un falso fruto carnoso en el cual el receptáculo de la flor o tálamo tiene forma cóncava, está hinchado y contiene en su interior numerosos aquenios que son los verdaderos frutos.
Un ejemplo típico de cinorrodón es el fruto del rosal, conocido como escaramujo.


Mis dos ejemplares de rosal silvestre (Rosa canina, L.) están llenos de ellos.


Ya había hablado de sus propiedades medicinales y cosméticas, así como su altísimo contenido en vitamina C, incluso más que las naranjas y que podéis leer aquí : Escaramujos

Podría recolectarlos y preparar infusiones, pero he preferido dejarlos en las ramas para que sirvan de alimento este invierno a los petirrojos, mirlos y currucas que anidan en mi jardín.


ESPINAS DE PAPEL Crecimiento


Este singular cactus, llamado Espinas de papel (Tephrocactus articulatus var.papyracanthus) ahora tiene dos segmentos más que hace un año, uno a cada lado de los tres inferiores.
Cuando lo compré, para poner en mi zona de cactus, era muy pequeño y sólo tenía dos conos o segmentos, podéis verlo aquí :  Espinas de papel 


A pesar de este aspecto amenazador, las largas espinas son suaves, no pinchan.


Como es de crecimiento lento, me ha hecho mucha ilusión que tenga esos dos brotes nuevos, a ver si con un poco de suerte puede verlo florecer esta próxima primavera.

* Para más información, seguir el enlace clicando sobre el nombre.

Este otoño, PENSAMIENTOS otra vez


Hace unos cuantos años que cada otoño planto pensamientos (Viola x witrockiana) en mis jardineras, porque me gustan mucho, me duran bastante y le dan esa nota de color que necesita el jardín.
Eso sí, los colores los voy variando.



Este año, la novedad son estos de color morado y naranja ¡preciosos!



Los clásicos amarillos, que hacía mucho no los disfrutaba en ese color.


Y luego la sorpresa, recibir la visita de alguna que otra mariposa, como esta Gonepteryx cleopatra tan bonita, a la que  por lo visto le gustan los pensamientos tanto como a mi.


FRASE 103



Valora a quien te dedica su tiempo, te está dando algo que nunca recuperará.

(Anónimo)

Parque Natural del MONTSENY II

Castell de El Brull
Y siguiendo por la carretera llegamos hasta El Brull, un municipio que se encuentra entre la Plana de Vic y el macizo del Montseny, con buena parte de su territorio dentro del Parque Natural del Montseny.


Fue interesante pararse en esta localidad para admirar la Iglesia de Sant Martí y las ruinas del Castell de El Brull, pero también, de haber tenido algo más de tiempo, podíamos haber visitado el Poblado Ibérico del Turó del Montgrós o las iglesias románicas de Sant Cristòfol de la Castanya y Sant Jaume de Viladrover.
En la fotografía vemos el Ayuntamiento a la izquierda y la Iglesia de Sant Martí a la derecha.


La Iglesia de Sant Martí del Brull es una construcción románica del siglo XI muy bien conservada. El ábside central es semicircular y está decorado con ventanas ciegas en series de tres.


Su puerta original se conserva tapiada en la parte sur, mientras que el campanario y la puerta de poniente son del siglo XVIII.


En esa zona encontré un precioso Caqui o Kaki (Diospyros kaki, Thunb)


Pero sigamos con el recorrido. Subiendo un camino nos encontramos con un paisaje en donde abundan las encinas, robles, castaños y pinos, característicos de la zona.


Y encontramos lo que queda del Castell de El Brull, una pequeña parte de la torre, el ángulo noroeste de la fortificación. Construído durante la segunda mitad del siglo XII fue motivo de un conflicto que se produjo entre el vizconde Guillem Ramón y el senescal Guillem Ramón I de Montcada. 


De nuevo en la plaza, delante de la Iglesia de Sant Martí, hay esta cruz.


Camino de Seva, circulando por la carretera y para finalizar esta rápida escapada al Parque Natural del Montseny, vi unos plataneros de sombra (Platanus x hispanica, Mill) y me acordé de lo que hablábamos hace unos días sobre ellos.

Espero que esta pequeña pincelada del Parque Natural del Montseny os haya gustado.

Parque Natural del MONTSENY


El Parque Natural del Montseny se halla en el macizo del Montseny, situado en la Cordillera prelitoral catalana, de la que es el más alto, entre las comarcas de Osona, Vallés Oriental y La Selva. Se encuentra a unos 50 Km de Barcelona y tiene una extensión de 30.120 hectáreas. Es uno de los más antiguos e importantes de Cataluña, de una extraordinaria biodiversidad ya que alberga comunidades vegetales de tres grandes tipos europeos: El mediterráneo, el eurosiberiano y el boreoalpino.
Su nombre, Montseny, proviene del latín "Mont signus" o monte señal, dado que este bloque montañoso es visible desde varios puntos de Cataluña.



Estuvimos hace unas semanas, en una escapada corta y aprovechando que estábamos por la zona, que apenas dió para hacer unas fotos en el recorrido desde Sant Esteve de Palautordera hasta El Brull.
No llegamos al Pantano de Santa Fe, un espacio emblemático de este parque natural, ni pudimos adentrarnos en la Fageda, la zona de Hayas (Fagus sylvatica L.) para ver el paisaje otoñal característico.






Tres grandes conjuntos montañosos configuran el macizo: la carena de El Turó de l'Home (1.706 m) y Les Agudes (1.703 m), El Matagalls (1.697 m) y El Pla de la Calma (El Puig Drau 1.344 m), que, unidos por los collados de Sant Marçal y de Coll Formic, respectivamente, rodean la cuenca alta del río Tordera. (de Wikipedia)
Aquí estamos en Coll Formic.


Geológicamente, el macizo del Montseny se estructura en dos partes bien diferenciadas: por un lado, el zócalo, compuesto por los materiales más antiguos (entre 550 y 300 millones de años) y formato por rocas ígneas y metamórficas; por otro lado, la cobertura, parte constituida fundamentalmente por rocas sedimentarias depositadas durante las eras geológicas mesozoica y cenozoica, es decir, desde hace unos 300 millones de años hasta la actualidad. (de Wikipedia)


Los colores de otoño empiezan a ponerse de manifiesto y pueden verse algunas Hayas adquiriendo tonalidades del amarillo al rojo.

Las diferencias de humedad y temperatura justifican la vegetación que se desarrolla en el Montseny. A modo de pisos, y a la vez que se va ganando en altura, se reproducen las formaciones vegetales características del mediterràneo en las partes bajas (encinares, alcornocales y pinares), de la montaña mediana lluviosa más arriba (encinar montañero y robledales), de ambientes centroeuropeos por encima de los 1.000 m (hayas y abetos) e, incluso, de ambientes subalpinos en las cumbres de matorrales y prados. (de Wikipedia)


Haya común (Fagus sylvatica L.) un árbol caducifolio de la familia Fagaceae, de porte robusto y tronco recto, copa variable y ramificación irregular.


Tiene una corteza lisa, de color gris cenizo o blanquecino. 
Hojas simples, alternas y de pecíolo corto, limbo ovalado y levemente con el borde ondulado que se disponen siempre en posición horizontal para captar la luz. Ello hace que los bosques de hayas, hayedos, tengan un aspecto algo sombrío, como de cuento de hadas. 


Vimos la Font de Sant Jordi, situada en un rinconcito de la carretera.


Detalle de la flora que surge a su alrededor, musgos, helechos y hepáticas. Esta hoja roja podría ser de fresas silvestres, pero no estoy segura.


Y un conjunto de Serbales (Sorbus, L.) con las hojas verde amarillentas que seguramente ahora ya no tiene. 
Me quedé con las ganas de hacer una visita más detenida a este parque ¡bueno, otra vez será!


ALOE sp.

Aloe vera L. en flor que encontré en Lanzarote

Cuando hablamos de los aloes parece que sólo pensamos en el Aloe vera L. porque es sin duda el más conocido por sus reconocidas propiedades y los productos farmacológicos y cosméticos que se elaboran con el jugo de sus carnosas hojas.


El nombre del género Aloe proviene del griego, del latín e incluso del árabe que en su conjunto viene a significar “sustancia amarga” y vera del latín que significa “verdadero” y aunque existen distintas variedades de aloes, tan sólo unas tres o cuatro tienen propiedades curativas y medicinales importantes, entre las que destaca el  Aloe vera L. también llamado Sábila, Aloe de Barbados o Aloe de Curazao, perteneciente a la familia Asphodelaceae y originario del norte y este de África.

Zona cactus con Aloe vera L. en primer plano y Aloe miriformis con flor detrás
Después de mi viaje a Lanzarote, finalmente me compré un Aloe vera L. para ponerlo en mi zona de cactus y así tener un recuerdo de esa hermosa isla.


Pero no es el único Aloe, hay muchos más, existen aloes arbustivos, rastreros, sin tallo, con tallo único o con múltiples tallos. En Botànic Serrat, sin ir más lejos, hay unos cuantos que hoy he querido recopilar.


La Pital real, o Aloe maculata o Aloe saponaria, se cultiva como planta ornamental y también para la elaboración de productos cosméticos, aunque es poco frecuente su utilización como medicinal.


El Aloe brevifolia, o diente de cocodrilo, de pequeño porte, que se cultiva en maceta y sin que se le conozcan propiedades.


Otro de pequeño tamaño y cultivo ornamental es el Aloe aristata o planta antorcha,  pero muy atractivo para abejas e insectos por el rico néctar de su escapo floral.


Igual que el Aloe mitriformis, una especie cosiderada híbrida entre el Aloe nobilis principalmente y el Aloe mitriformis auténtico africano y que se cultiva como planta ornamental.


Y aquí tenemos también el Aloe arborescens que tienen mis amigos, conocido como aloe candelabro, de porte arbustivo y que se utiliza como planta medicinal y decorativa.


* Para más información de cada una de las especies, clicar sobre el nombre.

Flores blancas en otoño


Las flores blancas son mis preferidas y ahora en el jardín hay unas cuantas que me alegran los días, como los jazmines (Jasminum grandiflorum) que asoman entre la hiedra florecida.



Los pequeños ramilletes de Lobularia (Ayyssum maritimum, L.) a ras de suelo.


Aunque el auténtico protagonista es el níspero (Eriobotrya japonica), singular árbol que florece ahora.


Flores perfumadas, blancas.


Y mi mini rosal blanco, que aún sigue floreciendo.

TILO


En primavera, visitando el Parc del Centre de Poble Nou de Barcelona, tomé fotografías del Tilo común en flor.

Tilia x europaea


Tilia es un género de árboles de la familia Malvaceae, antes clasificado en su propia familia Tilaceae, que comprende unas 30 especies distribuidas en Asia, Europa y Norteamérica.

El nombre del género deriva del griego ptilon, que significa “ala” en referencia a la bráctea alada por la que se propaga.

Tilia x europea, conocido comúnmente como el Tilo común, es un híbrido natural entre Tilia cordata y Tilia platyphyllos, de origen europeo. Existen algunas discrepancias taxonómicas ya que existen ejemplares intermedios de Tilia cordata y de Tilia platyphyllos, que se consideran también híbridos a los que se denominan  Tilia x vulgaris.


Es un árbol caducifoliio, de copa cónica en especies jóvenes y que va convirtiéndose en ovoide con el tiempo, que pude alcanzar entre 15 y 40 metros de altura. Tiene una corteza lisa en principio y después algo rugosa y agrietada, de color gris.

Hojas simples, orbiculares y cordiformes, de color verde oscuro en el anverso y más claras en el reverso, que adoptan una tonalidad ocre en otoño.


Inflorescencia en cimas, con flores péndulas y perfumadas, de color amarillo cremoso y adosadas a una bráctea amarillenta. Florece durante los meses de Junio a Julio.

Fruto en carcérulos globosos, de color marrón claro, con cinco costillas poco marcadas, que maduran en otoño. Los carcérulos son frutos secos indehiscentes separados de la semilla.


De las flores de ambas de las especies antes mencionadas y especialmente de Tilia platyphyllos que florece antes, se obtienen aceites esenciales ricos en farnesol, mucílago y otros compuestos de acción calmante y antiespasmódica, que se administra en forma de infusión.

A sus fragantes flores suelen acudir las abejas que ofrecen una exquisita miel de tilo, que también posee propiedades calmantes contra la ansiedad y el insomnio.

Se utiliza como árbol ornamental principalmente y su madera, blanda y con pocos nervios, es muy adecuada para obtener corte de chapas y especies de aglomerado.