RABANIZA BLANCA









Esta es otra de las pequeñas flores que adornan el campo y que es muy común encontrar.



Diplotaxis erucoides L.


Diplotaxis es un género de plantas crucíferas de la familia de las Brassicaceae, bastante cosmopolita y su nombre deriva del griego “diplóos” y “táxis” que significa doble orden, ya que sus semillas se disponen ordenadas en dos hileras en cada lóculo en la mayoría de las especies.


Diplotaxis erucoides L. a diferencia de otras especies que son de flor amarilla, tiene las flores blancas.  Es una especie muy extendida por toda la región del Mediterráneo.

Se conoce con los nombres comunes de rabaniza, rabaniza blanca, jaramago, jaramago blanco roqueta, oruga silvestre y ravenissa blanca (en catalán).






Es una planta herbácea, anual, de entre 10-50 cms de altura con tallos fiolosos y erectos.

Las hojas inferiores pinnatífidas con el segmento terminal de gran tamaño y las superiores sésiles.

Flores dispuestas en racimos terminales,  de cinco sépalos con indumento denso, de color blanco y levemente teñidos de color violeta. Nectarios medianos cilíndricos y estambres laterales fértiles con anteras sin mancha purpúrea.

Fruto en  valvas convexas y comprimidas, con nervio visible y semillas dispuestas en dos filas por lóculo (cavidad interior del ovario).




Florece desde el otoño hasta la primavera, formando extensos mantos en ruderales y es polinizada por insectos.

Se puede encontrar en bordes de los caminos, terrenos removidos, descampados y entre cultivos de secano, en toda la región mediterránea, centro de Europa y este de Asia.

You May Also Like

12 comentarios

  1. Todas las flores son bonitas por humildes
    que sean,las que crecen en bordes de caminos o en pleno jardín, es el arte de saber fotografiarlas
    lo que cuenta, como tu sabes Montse.
    Bon dia

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo con Dolors y además
    añadiría este arte de contar
    con que tú cuentas flor a flor tus plantas...

    Abrazo en tus imágenes, palabras...

    ResponderEliminar
  3. Hola Montse!! Hace unas bonitas florecitas esta planta!! Espero que hayas empezado bien el año..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hermosa me encantan todas las flores, son las que nos alegran la vida y adornan cualquier lugar, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Ay, María Dolors, gracias por el cumplido!
    Estoy de acuerdo contigo que todas las flores son bonitas, es más, las hojas, los árboles y hasta los pinchos de los cactus tienen su belleza.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Enric!!
    Yo lo cuento y luego tu sacas unos versos ¡menuda pareja hacemos!

    Muchas gracias y mil besos.

    ResponderEliminar
  7. Kumquat, he empezado muy bien el año y espero que tú también.
    Me alegro que ya estés por aquí, porque me encanta ver tu blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Marisol, llevas toda la razón, las flores nos alegran la vida y no nos piden nada a cambio. Disfrutar de ellas es una maravilla.

    Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
  9. Cómo me alegran las rabanizas; aquí se dan muchísimo, en cualquier baldío, en cuanto hay un solar sin construír, un borde de camino, allí que se plantas las florecillas blancas, a veces por donde yo vivo cuando llega la primavera, se ven desde lejos manchas blancas donde han florecido montones de rabanizas.

    Por cierto, cuando crecen las delgadas vainas, antes de que se endurezcan, cuando están verdecitas, si las pruebas, saben a mostaza, no en vano es una crucífera como la mostaza.
    Me has adelantado la primavera con estas fotos Montse.
    Aquí hace un frío que pela y mucha niebla (que a mí me encanta)no veo el edificio de enfrente desde mi ventana.
    Besicos

    ResponderEliminar
  10. Son muy bonitas,todas las flores lo son hasta la más sencilla.Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Rosa, lo explicas todo de una forma que dan ganas de salir corriendo a mirar esos bordes de camino y esos terrenos abandonados a ver si vemos rabanizas.
    No las he probado, pero sé que tienen gusto de mostaza, así que prometo darle un mordisquito este fin de semana cuando las vea y luego te cuento.

    Ayer leí tu correo y esas viboreras con malformaciones de tu amiga son increíbles, pero no tengo ni idea del motivo de que las tengan ¡qué cosas más curiosas!

    Un besito, guapa.

    ResponderEliminar
  12. Teresa, desde luego que sí, que todas las flores son bonitas incluso aquellas pequeñinas que apenas se ven.

    Un besito!

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.