Me llamo Montse y Botànic Serrat es mi xerojardín. Está situado en la comarca del Vallés Oriental, provincia de Barcelona, un jardín compuesto de árboles y plantas de la zona, cactáceas y flores ornamentales.

Pero hay mucho más... Entra, lee, mira, juega y descubre la botánica de una manera sencilla, las leyendas de las plantas, su historia y otras curiosidades.

COL ORNAMENTAL


Cuando estuve en Cantabria vi estas bonitas coles ornamentales que hoy os muestro, incluyéndolas en mi apartado de "plantas amigas" ahora ya que son una de las plantas ideales para adornar el jardín en otoño.



Brassica oleraceae



Brassica es un género de la familia de las Brassicaceae (Cruciferae) que comprende un importante número de especies cultivadas en agricultura y horticultura, así como especies silvestres e híbridos, nativo del oeste de Europa, de clima mediterráneo y regiones templadas de Asia.


Las especies B.carinata, B.elongata y B.nigra son de las que se elabora la mostaza. Las variedades de Brassica oleraceae son coles, verdes o crespadas, coles de Bruselas, coliflores, brócoli y col china y la especie Brassica fructicosa es el repollo mediterráneo.



















De la especie Brassica oleraceae, se cultiva como planta ornamental, llamada col de jardín, col ornamental o repollo de adorno, la que desciende de las variedades silvestres originarias de la región Mediterránea y Asia Menor.












Es una planta de escasa altura, forma rosetas con hojas grandes y rizadas en distintas tonalidades de blanco, verde y amarillo, tonos rosados púrpuras, rojos y malvas, que son su atractivo como planta ornamental.

Florece en otoño, el frío aumenta su colorido y vistosidad, por esa razón es una de las pocas plantas que colorean los jardines en otoño e invierno.










Plantar en lugar soleado, en el exterior y en mazicos agrupados, en suelos fértiles o reformados con humus.

Es resistente al frío y requiere un riego regular.

Se multiplica por semillas con facilidad, que se siembran en verano.

ALOE Mitriformis









Aloe mitriformis

Del género Aloe, familia de las Asphodelaceae, originario de Sudáfrica, este Aloe mitriformis (o perfoliata), es uno de los más cultivados como planta suculenta.

Su nombre, mitriformis, deriva de la semejanza en la forma de la roseta a una mitra o gorro de obispo.







Forma rosetas de hojas cortas, anchas y carnosas, de color verde azulado, que se curvan ligeramente hacia dentro, con pocas espinas en el ápice y en el envés de las hojas.


Tallo floral en inflorescencia, de espigas medianas y flores tubulares colgantes de color rojo anaranjado, características de los aloes.





Es muy habitual su cultivo en todo el mundo, sin embargo según los expertos, esta especie cultivada es un híbrido entre el Aloe nobilis principalmente y el Aloe mitriformis.  El auténtico Aloe mitriformis o perfoliata,  en su hàbitat natural en Sudáfrica tiene un porte distinto, con hojas más delgadas y más anchas, curvadas y con un tallo floral algo más corto.

Es de crecimiento rápido y forma pequeñas colonias de plántulas.

Florece en verano y el fruto, en cápsulas, se divide en tres partes.







Es muy resistente y de fácil cultivo.

Plantar al sol, en suelos ligeros y bien drenados y precisa riego moderado.

Se multiplica por la división de los retoños que se desarrollan alrededor de la roseta principal, por semilla o por esquejes.

Existen variedades, denominadas variegatas, con tonalidades amarillentas más o menos gruesas que resultan muy decorativas.

ABEJORROS en acción!

Foto: Botanic Serrat abejorro en  Jara (Cistus albidus)



Los abejorros se suelen confundir con las abejas, por lo menos eso me pasaba a mí hasta hace poco, ya que son muy similares y al final creo que he conseguido distinguirlos.


He recopilado estas fotografías, para que podamos verlos en acción, es decir recolectando néctar de distintas especies que hay en mi jardín. ¡Espero que os guste el espectáculo!


Bombus terrestris es el nombre de la especie de abejorro más común en Europa y evidentemente en España. Existen más de 250 especies del género Bombus y pertenece a la familia Apidae, la misma que la de las abejas, que incluye además a otras especies de abejas sin aguijón, abejas parásitas y abejorros carpinteros.




Foto: Botanic Serrat abejorro en flores de Madroño (Arbutus unedo)



Es un abejorro grande, la reina mide de 2 a 2,7 cm y las obreras miden entre 1,5 y 2 cm. Además de esta diferencia de tamaño, la reina tiene la lengua (probóscide) de unos 10 mm de largo, mientras que la de las obreras es más corta.

Tiene el cuerpo robusto y belludo de color negro con bandas amarillas y se diferencia de otras especies de abejorros por el color del extremo del abdomen, que es blanquecino.



Foto: Botanic Serrat abejorro en Olivillo (Teucrium fruticans)




El abejorro reina, única que sobrevive en invierno, se alimenta del néctar y polen de las flores, lo recolecta para anidar bajo tierra, en el nido abandonado de algún roedor, formando ánforas que posteriormente las primeras obreras, salidas del pequeño grupo de huevos, se ocuparán de conservar.




Foto: Botanic Serrat abejorro en Serbal (Sorbus domestica L.)




Se alimentan del néctar del mismo tipo de flores que las abejas, polinizándolas, aunque algunos tipos de abejorros perforan la base de la corola de la flor para recoger el néctar, pero entonces no la polinizan.

Espero que los que circulan por mi jardín, sean de los del primer grupo!


Frutos del ÁRBOL DEL AMOR










Estos son los frutos del Árbol del amor o el Árbol de Judas (Cercis siliquastrum) del que ya he hablado en otras ocasiones y que podéis ver clicando sobre el nombre.

Sus frutos son unas bayas, semejantes a legumbres, recordemos que se trata de una leguminosa, aplanadas y péndulas que aparecen tras la floración, de unos 6-10 cms y que contienen las semillas, aovadas y de color pardo.

Os muestro su evolución en las siguientes imágenes que he ido captando:











A finales de la primavera o principios del verano, estas bayas son entre verdosas y rojo-violeta, que siguen dando atractivo a este árbol ornamental con los matices cromáticos que presenta.



Al final de verano y durante el comienzo del otoño, ya van adquiriendo una tonalidad parda y penden de las ramas junto con las hojas, aún verdes.






Durante el otoño, mientras las hojas amarillean, estos frutos, en racimos, aún siguen pendiendo de las ramas y lo seguirán haciendo durante todo el invierno, siendo esta una de las características del Cercis siliquastrum y también uno de sus atractivos.


FRASE 64


Foto: Botanic Serrat, hojas de albaricoquero (Prunus arniaca)


Piensa de manera incorrecta, si te complace,
pero en cualquier caso, piensa por tí mismo.


Doris Lessing


Fruto del MEMBRILLO












Ya había hablado de este árbol, que en Botanic Serrat es un ejemplar de pequeño tamaño ya que su ubicación no le ha dejado desarrollarse como corresponde, el Membrillo (Cydonia oblonga). 

Hoy os muestro su fruto, el membrillo, el único que ha dado este año, con más información sobre él.


El membrillo, fruto del árbol Cydonia oblonga, se forma en la extremidad de las ramas o en los brotes del año anterior y es un pomo periforme, muy aromático, de color amarillo dorado, con ápice umbilicado y pulpa amarillenta, áspera y con numerosas semillas.

No es habitual consumirlo en fresco, ya que tiene un sabor áspero y la pulpa es muy dura, se consume preparándolo como conserva, haciendo el llamado “dulce de membrillo” tan popular en España, mermeladas, jaleas, compotas, gelatinas, sorbetes, dulces y licores.





Contiene entre otros, potasio, calcio, magnesio, hierro, fósforo y vitaminas A, B1, B2 y C.

En medicina se emplea por sus propiedades astringentes y tónicas. Las pepitas del fruto tienen mucílago alrededor y se utiliza en farmacia y perfumería.

Las zonas más productivas de membrillo son Oriente Medio y la antigua Unión Soviética. En el Mediterráneo no es tan importante y su cultivo se encuentra en recesión. 


Foto obtenida de la Web "Caminos de Pasión" sobre la "Cata de Membrillo de Puente Genil"



En España existen escasas plantaciones que se encuentran en Andalucía y en la Comunidad Valenciana, destacando  Puente Genil  (Córdoba) en donde se elabora  tradicionalmente el mencionado “dulce de membrillo”  o “carne de membrillo” y se celebra cada año, por el mes de Octubre, un evento denominado  “Cata de Membrillo de Puente Genil” de donde he extraído la fotografía anterior.



Por otro lado, os recomiendo leer la entrada Chema (El jardinero urbano) sobre este árbol frutal, en donde nos muestra sus fotografías y nos cuenta una emotiva historia del dulce de membrillo.


ROCIO





Aptenia cordifolia



El género Aptenia comprende una serie de plantas suculentas de la familia Aizoaceae, endémico de Subáfrica, entre las que destaca la Aptenia cordifolia como planta ornamental más conocida en jardinería. 

Este género fue descrito por el botánico Nicholas Edward Brown y su nombre Aptenia deriva del griego “apten o apters” que significa “sin alas” porque las cápsulas de sus frutos carecen de filamentos alados.

Aptenia cordifolia, se conoce comúnmente como Rocío o escarcha.

Es una planta rastrera que crece formando grupos de hierbas perennes, muy ramificada y con una abundante, aunque dispersa floración.

En tallos de poco más de 50 cms de altura, tiene hojas carnosas, acorazonadas y de un verde brillante.

Flores axilares de color rosa fucsia brillante, que se cierran cuando no reciben los rayos del sol.

Fruto en cápsula pequeña.














Muy  resistente a la sequía, recordamos que se trata de una suculenta, que se planta a pleno sol, aunque tolera ubicación en semisombra.

Es vulnerable al frío y a las heladas, por lo que habrá de protegerla en invierno.

No requiere riegos excesivos, y no es exigente con los tipos de suelos, pero si buen drenaje y un ligero abonado en otoño o al principio de la primavera.

Se utiliza como tapizante por su tendencia a ramificarse horizontalmente con facilidad, para cubrir muros o en rocallas y también se cultiva en macetas, en especial como planta colgante.

Es de muy fácil cultivo y se multiplica por esquejes de los tallos e incluso simplemente con las hojas como sucede con la mayoría de las plantas crasas.


LENTISCO




Pistacia lentiscus L.

Pistacia es un género de arbustos o árboles pequeños de la familia de las Anacardiaceae, que consta de 10 especies, nativas de las Islas Canarias, norte de África, sur de Europa, Asia central y oriental y en las zonas cálidas de Norteamérica, México y Texas.

Dentro de estas especies, Pistacia lentiscus y Pistacia terebinthus (cornicabra) son las que principalmente pueden encontrase en la península Ibérica, la primera en zonas más cercanas a la costa y la segunda en las montañas del interior. Pistacia Atlántica, más extendida en el norte de África es conocida por sus semillas, parecidas al pistacho, también utilizadas para el consumo, pero es la especie Pistacia Vera L. originaria de Asia central y Oriente Medio  la que produce el auténtico y conocido pistacho que se consume como fruto seco.

Pistacia lentiscus L., cuyo nombre deriva del griego pistake o nuez o del persa pistah, nombre del pistacho,  se conoce popularmente con varios nombres como Alantisco, almáciga, lantisca, lentisca, goma de lentisco,  lentisco real, lenquistina o masta y llentiscle en catalán.

Es un arbusto y árbolito doico, es decir que tiene ejemplares machos y ejemplares hembras, perennifolio, de tronco retorcido y corteza gris, siendo rojiza en las ramas jóvenes.

Hojas alternas lanceoladas de color verde oscuro, divididas en 4 o 5 pares de foliolos estrechos.

Flores en racimos compactos, las masculinas sin pétalos y con cinco estambres rojos y las femeninas más oscuras.







Frutos en drupa, esférica y de pequeño tamaño, rojos que al ir madurando se oscurecen hasta tener un color casi negro.

Es un arbusto muy abundante en la Europa mediterránea, crece en sotobosques de encinares y pinares formando, junto con enebros, acebuches y labiérnagos, el estrato de la mitad meridional de la península Ibérica.

Tiene un olor amargo y resinoso debido a la almáciga, una resina aromática que desde muy antiguo se utilizaba  como goma de mascar, en la actualidad se utiliza en ortodoncia, para la fabricación de barnices y en gastronomía para aromatizar licores y en repostería.

ZANAHORIA SILVESTRE en otoño

 Esta floración en umbela, muy común en prados y en los bordes de los caminos, es de la Zanahoria silvestre (Daucus carota subs. carota) de la que ya os hablé anteriormente.

Se puede apreciar entre las diminutas flores blancas una única flor central, negra, que atrae a los insectos y polinizan la planta.



En otoño, la umbela se cierra formando un pomo en donde los frutos van secándose.





Este conjunto de frutos, ovados y oblongos están recubiertos de cerdas largas y curvadas, que se adhieren al pelaje de los animales y aseguran su propagación. Llegado el invierno, se cierra, formando un cono.

No deja de ser una de las pequeñas maravillas de la Naturaleza.

Mi amiga Elvira de (Flores y Palabras) hizo unas fotografías preciosas de esta formación, que os animo a verlas en estas dos entradas: Semillas de zanahoria silvestre y Zanahoria silvestre II


* Ver la ficha de Zanahoria silvestre (Daucus carota subs. carota)

ESPIGUILLA








Hordeum murinum L.




El género Hordeum, comprende unas 25 o 30 especies distribuídas en todas las zonas templadas del mundo y perteneciente a la familia de las Poaceae (Gramíneas).


Hordeum vulgare o Hordeum disrichum es la cebada, un cereal muy cultivado en todo el mundo destinado al consumo tanto humano como animal.


Hordeum murinum L. es conocida popularmente como Espiguilla, Cebada bastarda, Cebadilla, Cebadilla ratonera o Cola de ratón y  se distribuye por toda Europa y el norte de África.


Es una herbácea gramínea anual,  con tallos ascendentes de unos 50 cms de altura.


Hojas aplanadas, glabras y ligeramente pubescentes con vainas superiores algo más anchas que las inferiores.


La inflorescencia es una espiga, comprimida y oblonga, que aparece al final del tallo, en solitario. El raquis, que es la estructura lineal que forma la espiga, es peloso en los márgenes, las glumas (vainas externas) lanceoladas y ciliadas.





Puede encontrarse en campos baldíos, cunetas y zonas alteradas, en suelos secos o poco húmedos. 

Como curiosidad esta espiguilla, por la orientación de las aristas de sus espículas, hace que se enganche a la ropa o al pelo de los animales.

Seguro que muchos de nosotros recordamos haber jugado con ellas. Mi hermana y yo, de niñas, nos las lanzábamos la una a la otra y nos divertía que se nos quedaran pegadas.

JAZMIN AZUL












En Botanic Serrat no hay este jazmín azul.
Esta preciosidad es de uno de mis vecinos y no he podido resistirme a hablar de él, por ser un arbusto trepador muy conocido en jardinería, e incluirlo dentro del apartado de "plantas amigas" que son aquellas que no forman parte de mi jardín.


















Plumbago auriculata


El género Plumbago, de la familia de las Plumbaginaceae, son unas 20 especies nativas de las regiones templadas cálidas y tropicales del mundo.

Su nombre procede del latín plumbum, que significa plomo y hace referencia al color azul plomizo de sus flores, en las especies que caracterizan este género, aunque existen en blanco y en rojo. 

Plumbago auriculata o Plumbago capensis,  es una especie endémica de Sudáfrica y es la más conocida en jardinería, con nombres como Plumbago, Celestina, Jazmín azul, Jazmín del Cabo, Jazmín del cielo, Azulina, Jazmín celeste o llesamí blau y malvesc (en catalán).

Es un arbusto perennifolio, trepador, de rápido crecimiento y tallo leñoso y sarmentoso.

Hojas espatuladas, ovadas o lanceoladas y obtusas, con escamas blanquecinas en el envés.

Flores en inflorescencia terminal en forma cilíndrica, pentámeras, con cáliz glanduloso en la mitad superior y corola rotácea del característico color azul plomizo. En climas cálidos puede florecer todo el año, excepto en invierno, pero normalmente la floración es estival.







Se utiliza en jardinería como arbusto trepador o como seto de ramas arqueadas, para lo que tendrá que ir podándose regularmente y para cubrir taludes.

Plantar a pleno sol o semisombra, en suelos arenosos y bien drenados. No resiste las heladas y debe protegerse de ellas.

Requiere riego abundante en verano, aunque resiste bien la sequía.

Se multiplica por estacas, esquejes o por semillas.


Mariposa de la col











Aunque ya estamos en otoño en el hemisferio norte, el tiempo aún es muy veraniego y en el paseo de este fin de semana he encontrado mariposas revoloteando y alimentándose de las flores de la Olivarda (Dittrichia viscosa), una planta que ahora empieza a florecer.


Se trata de la mariposa de la col o blanca de la col, Pieris brassicae, llamada así por ser una plaga en los cultivos de col y de otras especies de plantas de la familia de las Brassicaceae, de cuyas hojas se alimentan sus larvas.












Es una mariposa diurna, muy activa en las horas de más calor. Vuela de Marzo a Octubre en varias generaciones al año, en prados, terrenos abiertos y huertos.
Está presente en toda la Península Ibérica, distribuyéndose también en África, Europa, Oriente Medio y Asia.

Este lepidóptero es bastante grande y de color blanco, exceptuando una mancha negra, que varía de intensidad dependiendo de las generaciones anuales, en el extremo de sus alas y unos puntos negros en cada una de las alas posteriores, y el colorido pálido verdoso del vientre.

Se puede distinguir fácilmente el macho, que tiene únicamente un punto, de las hembras que tienen dos puntos.













Por si tenéis curiosidad en saber como he conseguido hacerles estas fotografías, os lo cuento:

Me he acercado a una mata grande de Olivarda en la que había varias mariposas de esta especie. Evidentemente, al notar mi presencia, se han espantado y han me han dejado sola. Armada de paciencia y soportando el calor, he esperado un buen rato centrando la cámara en un punto y totalmente inmóvil. Entonces una de ellas ha vuelto de nuevo a libar las flores, momento que yo he aprovechado para disparar la fotografía. Después he repetido el proceso para asegurarme de hacer unas cuantas fotos de esta bonita mariposa.

Como veis no es difícil, sólo es cuestión de tener paciencia.