MEMBRILLO

17.3.10



Cydonia oblonga



Unico miembro del género Cydonia, de la familia de las Rosaceae y nativo de la región del Cáucaso, en el sudoeste cálido de Asia. En este género antes se incluían cuatro especies más, que ahora han sido separadas : Pseudocydonia sinensis, nativo de China y tres membrillos con flores, propios del este de Asia, que han sido incluidos en el género Chaenomeles, como el Chaenomeles japonica que vimos hace poco con sus flores rojo-carmesí.

Se tiene conocimiento del cultivo del membrillo en la antigua Babilonia 4000 años a.c. y su cultivo podría ser anterior al de la manzana.

Es un árbol frutal, emparentado con el manzano y el peral, caducifolio de tronco tortuoso y de corteza lisa, grisácea, que desprende escamas con la edad, que puede alcanzar los 4 o 6 metros de altura.

Hojas alternas, simples, de aovadas a redondeadas y con pecíolo corto, de haz gravo y envés tomentoso.



Flores solitarias y axilares, de color blanco o rosado, que aparecen después de las hojas, con cinco pétalos y veinte estambres. Florece en primavera.

Fruto, que se llama también membrillo, es un pomo periforme de color amarillo-dorado cuando está maduro, muy aromático y con el ápice umbilicado. La pulpa, amarillenta y áspera con numerosas semillas.

El membrillo, era conocido por los griegos como “mela kudonia” o manzana de Cydonia, nombre de la región de Cydonia en la costa noroeste de Creta de donde provenía el mejor tipo de membrillo, tomando ese nombre como su denominación científica.

Los romanos también usaban membrillos en la cocina, según se relata en el libro de recetas de Apicio y en otros escritos se mencionan diferentes variedades de membrillo, una de ellas la llamada “manzana de oro” que al parecer es la fruta del paraíso citada en el Jardín de Hespérides, y que acabó dando su nombre al tomate italiano “pomodoro”.




Dada su aspereza y dureza, el membrillo no suele consumirse en crudo, se utiliza para hacer mermeladas, compotas y confituras. En España, en el archipiélago Canario principalmente, se sumerge en agua de mar cortado por la mitad, para que pierda su sabor amargo y se vuelva dulce y en Granada se elabora la “carne de membrillo” cociendo el membrillo con azúcar a partes iguales.

En Argentina, Perú y Uruguay el dulce de membrillo es principal en la repostería tradicional. En Chile además se consume en crudo, golpeando bien la fruta hasta eliminar su astringente sabor.

Este árbol también es utilizado como árbol ornamental, siendo ideal para setos ya que permite su recorte.


You Might Also Like

11 comentarios

  1. Ay, me ha hecho mucha gracia ver que el centro de la flor es lila, precioso. No lo recordaba. Me encantan las dos primeras especialmente. Besos

    ResponderEliminar
  2. ésta sí que sí, Montse¡¡ ésta es la flor de los membrillos¡¡ con sus hojas aterciopeladas...
    el dulce o "carne" de membrillo es muy típico también de la provincia de Córdoba, en concreto de Puente Genil¡¡¡ mi abuela y mi padre lo hacían y se come metidito entre galletas, a modo de bocata, o con queso fresco... ummmmm....
    aquí hay varios membrilleros y me decidí a hacerlo, me quedó algo menos sólido, más bien como una mermelada, pero de un sabor... exquisito¡¡¡

    por cierto, preciosas fotos¡¡

    besos casi veraniegos hoy¡¡

    ResponderEliminar
  3. Hola Montse,

    Valla!!, esto me recuerda a mi tierra....Interesante entrada Montse no conocía lo de su historia.
    Como dice mi paisana Pilar por el Sur de Córdoba y mi pueblo ,Priego,también se cultiva.Sobre todo en terrenos con demasiada humedad,en la ribera de arroyos.. donde no funciona el olivo. Saludos,

    ResponderEliminar
  4. Ves, Elvira, las fotos de cerca me quedan mucho mejor que las de plano general, jajaja pero he querido ponerla para que se pueda ver como forma un seto arbustivo.
    Son fotografías de la primavera pasada ¡que sólo sacó una flor!, ahora le están empezando a salir las hojas.

    Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
  5. Pilar, después de la entrada anterior del Membrillo de flor (el japonés) da gusto ver al "auténtico",jajaja...
    Supongo que el dulce de membrillo se hace en toda Andalucía, por no decir en casi toda la Península, pero como no tenía datos ciertos me limité a poner lo que menciona la Wikipedia.

    En mi jardín es un arbusto que forma un seto y alguna vez ha dado algún membrillo, pero yo no se hacer ese postre tan rico!!!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Hola Bibiano!

    Ahora entiendo porqué mi membrillo no tiene una producción importante,jajaja.. necesitan mucha agua y humedad, algo que en mi xerojardín escasea. En cambio, los olivos están estupendos!!!
    Me alegro mucho de que en tierras andaluzas tengáis tantas variedades y tantas cosas buenas.

    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  7. Hola Montse,
    me han encantado los macros para poder apreciar tan bien su color y los "capilares" de sus pétalos. Nunca me había fijado. Y me ha parecido muy divertida la foto del árbol con una única flor.
    Besos dulces como el membrillo (ya elaborado, claro)

    ResponderEliminar
  8. Por aquí también hay alguno, aunque no es muy común que digamos!! Las fotos te han quedado muy bien!! Recuerdo que cuando era pequeño mi abuela me daba dulce de membrillo para merendar, era de Don Quijote recuerdo...
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Ofelia!

    Me alegro que te gusten las fotos, viviendo de tí es un halago.
    El arbustillo en cuestión sólo sacó una flor, eso debe ser que no anda muy bien cuidado ¡a ver si me ocupo de él y consigo que florezca más!!!

    Besos muy dulces para tí.

    ResponderEliminar
  10. Hola Ramuol,
    En casa mi madre a veces compraba membrillo, no sé cual, pero es que a mí no me gusta mucho ni el membrillo ni las mermeladas, las encuentro demasiado dulces y me empalagan.

    Un abrazo, dulce, dulce!!

    ResponderEliminar
  11. Montse si no te gusta el dulce de membrillo cuando tengas una gran cosecha puedes comerte los membrillos asado como las manzanas, pero con la parte central que es una capsula dura que contiene las semillas y con las pieles puedes hacer una jalea que quizá para ti sea demasiado dulce para comer sola pero que resulta sensacional acompañando carnes grasas como el cerdo, el pato y otras como las de caza. Tiene además un bonito color rojo oscuro y huele como si tuvieras la casa llena de membrillos.
    Gracias otra vez por el enlace a mi blog.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.