ALMENDRO

1.3.09



Amygdalus dulcis, Prunus dulcis


Es un árbol caducifolio de la familia de las rosáceas, frutal en zonas cálidas, que puede alcanzar los 35 metros de altura.

Tiene su origen en Asia Central (Persia, Mesopotamia) donde es cultivado desde 5.000 a 4.000 años A.C. y difundido por las civilizaciones primitivas. En España probablemente lo introdujeron los fenicios.

En etimología, viene de prunus o nombre latino del ciruelo silvestre y dulcis del latín dulcis-e, dulce, por su fruto comestible.

Tronco rara vez derecho, de tallo liso, verde o amarillo cuando es joven y escamoso y de color ceniza cuando es adulto.

Hojas simples, lanceoladas y estrechas, algo más ensanchadas por la mitad, con ápice acuminado y margen aserrado.

Flores solitarias o en grupos de 2-4 pentámeras, de color blanco puro o algo rosadas dependiendo de la especie, de unos 3-5 cm de diámetro, que aparecen muy pronto, incluso antes que las hojas al final del invierno.




Los frutos son oblongos, elipsoidales, con carne seca, tormetosos, de color verde, de 3-6 cm de longitudl que contienen un hueso leñoso con pequeños hoyos en los que se encuentran 1-2 almendras. Su recolección se realiza de Julio a Septiembre. Existen dos variedades, amara y dulcis.

La almendra se consume directamente como fruto seco, se utiliza en repostería para la elaboración de pasteles y dulces como turrones, mazapanes y peladillas. También en la elaboración de horchata y leche.
La almendra de la especie amarga es tóxica, su utilización es básicamente industrial para conseguir aceites y esencias.

Es un frutal de zonas cálidas, en suelos sueltos y arenosos.
Soporta muy bien la sequía y le perjudica el exceso de agua.

Se multiplica por injerto sobre patrón del almendro amargo que es más resistente a la sequía y también sobre el melocotonero, albaricoquero o ciruelo.

La poda mínima se realiza durante los años de formación, en la madurez se efectúa una poda ligera sólo para renovar las ramillas donde fructifica.






You Might Also Like

10 comentarios

  1. ¡Por fin!!! Se hizo de rogar. Nunca había visto un almendro florido con tantas hojas. Normalmente salen las flores antes que las hojas, o éstas justo al final de la floración, pero tu árbol ha querido hacerlo todo a la vez. Besos

    ResponderEliminar
  2. Los almendros son preciosísimos!!

    ResponderEliminar
  3. Eso digo yo, Elvira, por fin...
    Ayer me faltó tiempo para descargar las fotos y como el artículo ya lo tenía escrito, pues ¡ala! no me demoré, que ya tenía yo ganas.
    Este almendro es joven y le han salido las hojas y las flores a la vez, por eso lo he puesto ¡está precioso! y también más alcanzable con la cámara.
    Hay otro almendro más grande que no tiene hojas, sólo las flores. Ya lo pondré también, claro que las fotos no son con detalle ¡está muy alto!.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Drea ¿Verdad que sí?
    Ha valido la pena esperar para verlos florecer.
    A mí me gustan mucho, y las almendras también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Gargon, las flores son pequeñitas pero muy blancas y el efecto es precioso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Interesante el comentario sobre el almendro y preciosas sus flores bancas y rosas.

    ResponderEliminar
  7. Marise, me alegro que te haya gustado, ya ves que al final han florecido.

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a Botanic Serrat
y muchas gracias por dejar tu comentario.